Navidad, buen negocio (Expansión 17/12/15)

Publicado diario EXPANSION 17/12/2015  nadal-bon-neg-2015

Una vez más se acerca la Navidad, una época mágica llena de alegría y paz, en que las familias se vuelven a encontrar…. Y es una buena época para los negocios, La contratación laboral suele aumentar ya que se trata de una época punta para el retail. Además el margen es bueno, no como en las rebajas, Muchos sectores comerciales se juegan el año, como la Hz kilos sí es cuando venden más valor añadido. También es buena época para los restaurantes. Hay más gente en los restaurantes que en las iglesias.
Es bueno y sano que todos busquemos la felicidad, que al menos unos días al año procuremos olvidarnos de los problemas del día a día. Pero también hemos creado una excesiva euforia consumista. Y para evitar la mala conciencia hemos desacralizado la Navidad. Los” caga tiós” sustituyen a los belenes, La iluminación de las calles evitan las estrellas, y nacimientos del niño Jesús.
La Navidad es un buen negocio, sí además recordamos algunas cosas de los evangelios en relación a los negocios;
HA uno le da cinco talentos; a otro dos y a otro uno; a cada uno según su capacitad; y se fue. Inmediatamente el que había recibido cinco talentos los puso a trabajar y ganó cinco más,(Mt25,14)
— Los otros son personas, no medios y el trato que los demos es fundamental; Con la medida que medís os será medido (Mc 4,24). H, Hemos de hacer a los demás lo que nos gustaría que nos hicieran a nosotros, pero sin esperar a que se nos adelanten y sin poner condiciones porque entonces querríamos interesadamente (Mt7,12))
-Nuestros proyectos se pueden ver truncados en el momento y en la forma más inesperada: A un hombre rico, la tierra le dio mucho. Él pensaba: Que haré, sí no tengo donde guardar la cosecha? Y se dijo: ya sé lo que haré: tiraré los viejos graneros y construiré unos más grandes….Insensato!! Esta misma noche se te reclamará la vida, y todo aquello que has acumulado, de quién será? (Lc1218)
– Hay que tener claras las prioridades: Nadie puede servir a dos señores, porque sí se quiere lo uno aborrecerá lo otro, y sí haces caso a uno no lo harás al otro. No se puede servir a Dios y al dinero (Mt 6,24).
La empresa ha de ganar dinero para garantizar su futuro y retribuir a la propiedad, ha de facilitar el desarrollo integral de las personas que la forman y ha de beneficiar a sus clientes y a la sociedad en general. Y quien está al frente de ella tienen la máxima responsabilidad al respecto,
Buenas Navidades, buenas ventas y buen margen.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *