ASOCIACIÓN DE EMPRESA FAMILIAR DE LLEIDA (El Segre 20/3/22)

El pasado día 9 se celebró en La Llotja el acto del 20 aniversario de la Asociación de Empresa Familiar de Lleida, que en la actualidad tiene más de setenta socios y está liderada por Marc Ceron.

El acto inicial fue una conferencia impartida por Xavier Marcet, hijo de una empresa textil de Terrassa, en la que vino a decir cosas como que “tener una empresa es más que tener un negocio”. Que la preocupación inicial es sobrevivir y acaba siendo aportar valor al entorno y dejar un legado. Recalco que uno de los problemas es que la sociedad tiene una cultura anti-empresa muy fuerte, que se ha perdido la batalla; olvidando que los intentos de crear riqueza sin empresa han fracasado. Ser empresario consiste en ser capaces de evolucionar un paso por delante de las necesidades de los clientes. “Tener socios es más fácil que tener pareja”; y además en la familiar no los puedes escoger, añadiría yo. “El cementerio está lleno de empresas que iban bien”. La empresa ha de ser ambivalente, ha de explotar i explorar. Los planes estratégicos han de ser a dos o tres años, con revisión semestral. Es peligroso pensar como una pyme; hace falta ambición con visión. Se ha de ser capaz de tomar decisiones con incertidumbre. Innovar no es fácil, por eso es una ventaja competitiva. No se puede conducir mirando el retrovisor, ni pegado a la pantalla del ordenador. La gente de talento es la que obtiene resultados superiores de forma continuada. Liderar es servir. Se ha de contratar gente que en alguna cosa sea mejor que nosotros.

El acto central fue una mesa redonda de empresas centenarias ilerdenses es: Torrons Alemany, Agustí Mestre, Ferreteria Ramon Soler i JCA Cinemes. Dijeron que el secreto de una vida tan larga son cosas como el sacrificio, la dedicación, la adaptación, hacer el relevo generacional, poner pasión y crecer. Sobre el futuro las opiniones fueron desde “no sabemos qué hará la siguiente generación” a “hay tanto futuro como se quiera”, pasando por “en la empresa hay más personas que la familia, talvez la continuidad está en ellas”. Del presente preocupa el aumento de costes, la burocracia y la falta de reconocimiento social de la figura del empresario “tenemos mala pieza en el telar” se dijo. Para vivir cien años más la clave es pasión, clientes contentos, perseverancia, alegría, hacer piña y transmitir todo esto a los continuadores.

Después de la entrega de reconocimientos, entre ellos a la Cátedra de Epresa Failiar de la UDL, el presidente de la asociación comunico que se presentará a la reelección, es de desear que para un mandato de entorno más tranquilo que el actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.