PREGUNTAS FRECUENTES – 1 (VIAempresa 5/8/21)

¿Tienen futuro las empresas familiares?

El 86% de las empresas catalanas son familiares. Sin el emprendimiento de personas que quieren empezar o continuar empresas, jugándose su patrimonio, no habría progreso. Es importante defender y transmitir a los continuadores todo lo bueno que tiene ser empresario. El empresario de principios del siglo XX no es el mismo que el de hoy; y el del día de mañana será en muchas cosas diferentes, las empresas familiares también tendrán que adaptarse a los cambios.

¿Y las empresas familiares pequeñas?

La cuestión no es si son grandes o pequeñas, sino buenas o malas. La dimensión puede dar ventajas, pero también inconvenientes. Claro que si la empresa es muy grande el problema es del estado, no tuyo. Lo que es clave es la capacidad de adaptación e incluso anticipación, a los cambios. En este sentido la capacidad de liderazgo es importante

¿Que se tiene que hacer ante el cambio de circunstancias durante la ejecución del plan de relevo?

En el camino hacia el puerto de destino, hacia el norte, tenemos que adaptarnos al terreno; al entorno. Pueden haber imprevistos, internos o externos; pensamos en el accidente de German-wings o en la covid. A veces lo que se tiene que modificar no es tanto el plan como los mismos objetivos. Si la familia empresaria comparte un motivo para planificar, para continuar juntos, una visión y unos valores, podrá modificar con consenso.

¿Es mejor facilitar la salida de los socios familiares que queremos irse, o es mejor intentar que se queden?

Se tiene que analizar cada caso concreto. ¿Cuáles son los motivos reales de la separación? Continuar juntos tiene que ser una opción, no una obligación; esto no siempre se tiene claro. Hay quien considera una traición que un socio pida la separación. El código civil dice que «nadie está obligado a permanecer en sociedad». La separación puede ser la solución menos mala si hay conflictos personales graves. La separación puede ser adecuada para mantener un «dividendo por cápita razonable» La separación puede detraer recursos de la empresa, porque además de justa por el que se va, debe ser viable para la empresa. Lo peor puede ser un socio a disgusto.

¿Qué hacer con los miembros de la familia sin interés ni formación, que tienen los mismos derechos por el hecho de ser propietarios?

Tratar de implicarlos en el proyecto, y si no es posible, darles una salida, en algun caso, necesario. Se tiene que planificar la incorporación de los futuros propietarios. Esto no quiere decir necesariamente trabajar, ni entender un balance. Para ser propietario de una empresa familiar es necesario conocer y querer la empresa. El balance mira al pasado, no nos dirá la posición estratégica adecuada el día de mañana; puede ser que lo que necesita la empresa es visión de nuevas tecnologías, por ejemplo. Los familiares tienen que tener el conocimiento adecuado a su nivel de incorporación; teniendo en cuenta que no es la misma dirección, gobierno y propiedad.

¿Que hacer para qué los planes estratégicos no se queden en el cajón?

Los planes son papel, cuando empieza la batalla el plan cambia. Hacer seguimiento de forma periódica es necesario para ver las desviaciones y actuar al respeto, si bien cambiando el plan o los objetivos. Para que el plan no se quede en el cajón es esencial poner hitos con calendario. Un externo puede ayudar a hacer el seguimiento objetivo del plan.

¿En momentos de incertidumbre es conveniente tener muchos inputs diferentes?

El futuro nunca lo sabemos con certeza. Todos llevamos unas orejeras de burro que nos limitan la visión de la realidad. Por lo tanto es muy bueno hablar con gente de fuera de la empresa y de la familia; con la competencia, con otros sectores, otros países. Si somos capaces de hablar con los que se subieron antes a la ola podremos surfejarla mejor. Además el empresario, aunque esté rodeado de gente, puede tener un auténtico sentimiento de soledad al tener que tomar decisiones entre alternativas a cual peor; y ver como lo afrontan otros también puede ayudar. Los médicos dicen que no se tienen que auto diagnosticar, porque pueden tener una visión parcial. El autodiagnostico es necesario porque cambiamos por lo que vemos, pero el externo ayuda a contrastar. Muchas veces presuponemos las causas. Si la cuestión es importante, un segundo diagnóstico es conveniente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.