2021, el año del Blackjack (Viaempresa 4/1/21)

El 21 es el número mágico del Blackjack. Tendrá altas incertidumbres muy ligadas al binomio pandemia-vacuna. Después de una caída del 12% del PIB se espera una recuperación del 7% dependiendo en gran parte de los 140.000 millones de euros europeos; la mayoría ligados a proyectos de energía renovable, digitalización y cambio climático.

Cuando estábamos olvidando la Gran Recesión, hemos entrado en el Gran Cierre. Se ha reducido la clase mediana y ha aumentado la gente sin recursos. Han cambiado tendencias ya existentes que en condiciones normales hubieran necesitado una década, en hábitos de compra, medios de pago o comunicación digital. Los ICO y los ERTEs esconden la dimensión real de la crisis económica; se ha aplazado la necesidad de presentar concurso de acreedores; el número de empresas zombi se ha disparado. Que hemos aprendido? Que somos vulnerables, los cisnes negros existen, y el mundo no se acaba. Hemos tenido que cambiar muchas cosas como personas y como empresas.

En qué se diferenciarán el mundo pre y post covid? Cuáles son las oportunidades que se nos abren? Habrá grandes temas globales como el aterrizaje de Joe Biden en los EEUU y su efecto sobre la guerra comercial con China, por ejemplo. La deuda pública se acercará al 200% del PIB (que pasará cuando suban los tipos de interés?). Cómo afectarán estas y otras cuestiones a nuestra empresa en concreto? Cómo siempre, la respuesta es: «depende» del sector, tesorería y de «las ganas».

Quizás nos tenemos que hacer preguntas más concretas cómo: qué futuro tienen los inmuebles comerciales y de oficinas? Cuando volverá el turismo (12% PIB de España) a niveles normales? El MWC, las olimpiadas, la cumbre del clima… se han aplazado; se celebrarán en 21? Cómo afecta el teletrabajo a nuestro negocio en cuanto a clientes, colaboradores? Habrá migración de ciudades al extrarradio? Cuántas cosas volverán a ser realmente como antes? Una crisis coyuntural de larga duración puede generar cambios estructurales.

Vale la pena planificar el 2021? Apenas, el 8% de los objetivos para el nuevo año se logran; por demasiado ambiciosos o numerosos, pero principalmente por incapacidad de cambiar la actuación. Todos hemos escuchado cosas como que «el futuro no lo podemos adivinar, pero podemos ayudar a construirlo; empezó ayer». El futuro nunca se como el pasado, pero en los negocios siempre se cumple la paradoja del Gatopardo «todo tiene que cambiar para que nada cambie»: se tendrá que tener una oferta diferencial que satisfaga a los clientes, con rentabilidad; por lo que harán falta colaboradores implicados. «Si planificas veremos, si no planificas cagamos».

Quizás nos podemos plantear con qué otras empresas podemos sumar fuerzas? Con competidores? Qué haríamos si partiéramos de cero? Qué opinan las nuevas generaciones?

La covid está siendo lo más similar a una bomba de neutrones, acaba con las empresas dejando los activos intactos. Oportunidades para los que tengan dinero o crédito, y ganas de sentarse en la mesa de Blackjack.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *