RELEVO EN MERCADONA (VIAempresa 26/11/21)

Una de las empresas familiares de primera generación más grande de España, por volumen (27.000 millones de euros) y empleados (95.000), es la liderada por Juan Roig, es decir, Mercadona. Una cuestión recurrente en relación con esta es quien sucederá el fundador. No es un tema intrascendente, puesto que los stakeholders (personas con interés legítimo) somos legión: desde los familiares hasta los empleados, pasando por los proveedores y los clientes. El relevo del máximo responsable de cualquier empresa es un momento crítico; a las empresas familiares puede serlo más, puesto que la duración del cargo suele ser más larga y, por lo tanto, el proceso es menos frecuente. El caso del fundador es un triple salto mortal, porque es el primero y por lo tanto no hay experiencia propia previa, porque su permanencia es más prolongada. Si además coinciden relevo a la dirección y a la propiedad es casi como hacerlo sin red.

Seguro que Juan Roig ya tiene diseñado su relevo. Es buen empresario y sabe que la planificación, incluyendo los imprevistos, es esencial para la continuidad de la empresa. Ha sido presidente del Instituto de la Empresa Familiar y la teoría de como hacer el relevo se la debe de saber mejor que nadie. Pero la cuestión tiene un secretismo similar al de Warren Buffet (1930) en Berkshire Hathaway. Roig siempre ha dicho que «la propiedad se hereda; la gestión no». Tiene muy claro que hay diferentes relevos: en la propiedad, en el gobierno y en la dirección. Que el ADN no garantiza la transmisión de la capacidad y voluntad empresarial. Que es difícil que entre los descendentes haya lo mejor gestor posible para el negocio.

Las comparaciones son odiosas, pero la de Juan Roig con Amancio Ortega (Inditex) es inevitable. Los dos son personajes de aquellos que rompieron el molde al hacerlo; pero muy diferentes, al menos en lo visible. Amancio Ortega (1936) funda, partiendo de cero, Confeccionas GOA (germen de Inditex) en 1963. Casi no había ni fotos suyas hasta que sacó Inditex a bolsa (2001); su perfil comunicativo exterior es bajo, haciendo pocas declaraciones de prensa. Ha dejado más visibilidad a sus colaboradores, empezando por Jose Maria Castellanos (incorporado en 1984 hasta 2005) y continuando por Pablo Isla (incorporado en 2005) actual presidente ejecutivo. Parece de carácter apacible. Juan Roig (1949), forma parte de una alcurnia de familia empresaria. Es más bien arrasador, expresa opiniones públicas sin pelos en la lengua, y «nadie le hace sombra». Adquirió en 1981 la empresa fundada cuatro años antes por sus padres dentro del grupo Cárnicas Roig. De forma periódica ha girado el calcetín. Importó el concepto de Siempre Pies Bajos de Wallmart. El concepto de Calidad Total, el cliente como Jefe, los inter-proveedores. Tiene un carácter fuerte, que lo lleva por ejemplo a «de un día por el otro» con todo el equipo directivo eliminar productos in situ del lineal de una tienda para redefinir, simplificando, la oferta.

Los caracteres de los dos grandes empresarios familiares españoles no son ni mejores ni peores, sino diferentes. Y el carácter del predecesor es un elemento muy importante en el proceso de relevo. Los de dirección muy personalista y fuerte tienen más difícil la sustitución. Con facilidad se convierten en lo que Jeffrey Sonnenfeld calificó de predecesores «monarcas», que mueren con las botas puestas.

El hecho que una empresa cotice en bolsa –que no es el caso de Mercadona- facilita la liquidez de las participaciones, por ejemplo para hacer frente al pago de impuestos consecuencia del relevo en la propiedad. En una empresa de propiedad cerrada, como la mayoría de las familiares, la realización de algunas participaciones puede empezar por el problema de la valoración, continuar por el de detracción de recursos de la sociedad si es esta la que las tiene que adquirir, y puede acabar siendo visto como una traición por el resto de socios familiares. Juan Rojo y Hortènsia Herrero tienen cuatro hijas: Hortènsia, Carolina, Amparo y Joana; ¿querrán todas ellas continuar con la propiedad el día de mañana? ¿Cómo se solucionará la posible salida total o parcial de alguna?

Seguro que la familia Roig Herrera tiene hecha una Constitución (protocolo) Familiar, en la que se dan respuesta a esta y otras muchas cuestiones, como pueden ser la organización del gobierno de la empresa. Pero lo más importante es que hayan sido capaces de desarrollar unos hábitos de comunicación sincera, que los caracteres fuertes del muchos emprendedores no siempre facilitan.

Bien el relevo del fundador de una empresa familiar no es ni una cuestión simple, de una sola cosa, ni instantánea; sino un proceso. Confiamos que el señor Roig lo haya planificado con acierto, y él y quien corresponda lo estén ejecutando con eficacia; porque nos jugamos mucho: ellos, los trabajadores… y el país (Mercadona es el 2,2% del PIB español, y contribuyó en 2020 con 1.901 millones en impuestos).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.