Expropiése para la covid (VIAmpresa 16/2/21)

Estamos sufriendo una grave pandemia por culpa de la covid-19 que atenta contra el importante derecho a la vida y nadie se está planteando hacer expropiaciones. La ley permite que las administraciones públicas, incluidas las municipales, procedan a expropiación por interés público pagando un justo precio. Y lo han hecho por una obra pública o por un parque. La expropiación también puede ser de derechos y de carácter temporal.

Se dice que la lucha contra la covid-19 es como una guerra que justifica que la población vea limitados sus derechos básicos como son los de movimiento y reunión; y algunos no tan básicos como la libertad de empresa. Y no durante unos días, sino pronto hará desde hace un año. Este largo confinamiento a diferentes grados está causando daños psicológicos y económicos, difícilmente reparables, a muy buena parte de la ciudadanía.

Si estuviéramos en una guerra bélica, toda la industria estaría al servicio del ejército, y seguramente en Martorell la Seat estaría fabricando vehículos militares. En esta guerra contra la covid-19 parece que los cuellos de botella para ganar, y que justifican los confinamientos, son el número de camas hospitalarias, especialmente de UCI, el personal sanitario y la capacidad de producción de vacunas.

¿Por qué no se expropían de forma temporal hoteles suficientes para alojar a todos los enfermos? ¿Por qué no se expropía de forma temporal la fórmula de las vacunas y se pone a toda la industria farmacéutica a fabricarlas de forma prioritaria con el objetivo de que el 31 de mayo toda la población esté vacunada? ¿No hay interés social suficiente?

¿Por qué no se habilita a los farmacéuticos y auxiliares, y veterinarios para vacunar? Se trata de poner una inyección intramuscular, no de hacer una operación a corazón abierto. De esta forma se sacaría presión sobre el personal sanitario. ¿Por qué no utiliza a las mutuas de trabajo para que vacunen lo antes posible a toda la población trabajadora? ¿Por qué no se militariza a todos los jubilados y estudiantes sanitarios? ¡Estamos en una guerra con muertos!!

¿No hay dinero para pagar el justo precio de todo esto? ¿Cuánto está costando el confinamiento en ICOs, ERTEs, paro, pérdidas para las empresas y autónomos…? ¿Cuánto costará cada día que continuemos así? Tenemos que defender la salud física, psíquica y económica del país.

Quizás alguna de las cuestiones tiene dudas de legalidad, pero amparadas en un estado de alarma cuando los tribunales den sentencia firme ya estaremos todos vacunados. ¡Expropiése y liberese a la ciudadanía y a la economía!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *