ELS QUATRE GATS (Expansión 18/9/18)

Publicado en Expansión el 18/9/18
Els Quatre Gats es el nombre de un café restaurante inaugurado en 1897, y aún existe. Está en un edificio modernista de Puig i Cadafalch de la calle Montsió de Barcelona. En él el malagueño Pablo Picasso hizo su primera exposición individual, y le hizo el dibujo de una de las postadas de sus menus.
Cuatro gatos fuimos también los asistentes el pasado 17 de Agosto para homenajear a las víctimas del terrorismo yihadista, bajo el lema ”Barcelona ciudad de Paz”. Ocupamos poco más de media corona central de la Plaza Cataluña. Con un acceso blindado por los mossos de escuadra, que no dejaban pasar según con que carteles, en lo que creo un atentado contra la libertad de expresión. Había más rojigualdas que esteladas, pero la mayoría de los asistentes no llevaban banderas de ningún tipo. Cierto que las fechas eran muy malas para movilizar, pero era manifiesta la consigna de no movilización del movimiento independentista.
El gato es un elemento importante en la política de nuestro país. Tiene un simbolismo importante para los independentistas, por el hecho de que gato en ingles sea “cat”. Lo que permitió exteriorizar de forma subliminal su sentimiento mediante su imagen. Felipe González dijo que “lo importante no es si el gato es blanco o negro, sino que cace ratones”.
Alfredo Pastor, que es gato viejo, en un artículo publicado en La Vanguardia el pasado 14/8, ha dicho que el último ha sido de aspavientos para los independentistas y de tropiezos para el Estado; puede que la Unión Europea haya sido judicialmente la tabla de salvación para aquellos, pero han de recordar que una Cataluña independiente quedara excluida de la Unión. Yo remarcaría que es importante que no haya gato escondido, y que no nos den gato por liebre.
La situación en Catalunya parece que continuara pareciendo un gato desollado, es decir bastante complicada. El Parlamento parece un órgano de gatos, donde todo el mundo grita y nadie se entiende. Parece qe algunos de nuestros políticos están gatos, y quieren volver a gatear por los mismos tejados. Otros sueñan con poder acabar con el procés, olvidando que tiene más vidas que un gato.
Uno de los fundadores de Els Quatre Gats fue el pintor Ramón Cases, autor del cuadro “La Carga”, en el que se ve a la Guardia Civil a caballo reprimiendo una manifestación obrera en Barcelona a principios del siglo XX. Ha pasado mucho tiempo desde entonces, pero parece que, aunque por otros motivos, continuamos enemistados como perro y gato.
Todos hemos de reconocer nuestras responsabilidades en la situación y en la solución, para ser capaces como los gatos de caer a cuatro patas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *